¡Ay Soledad! O lo que es lo mismo: ¡ya Chole!

 

Mi trabajo es muy ingrato: Advertir riesgos que muchas veces son malas noticias. En el pasado a los portadores de malas noticias se les asociaba a ellas y los mataban. Hoy hemos avanzado mucho en ese tema; ya no nos matan, pero frecuentemente evaden la hora de pagar.

 

Don Nicolás Maquiavelo, recomendaba tener entre los cercanos al Príncipe a una persona con la libertad de expresarle, con toda franqueza, su opinión sobre algún tema, pero a condición de que se le hubiera específicamente solicitado.

 

Los sabios estrategas toleran que mis clientes me contraten, pero no me quieren ver cerca, y mucho menos en sus War Rooms. Saben muy bien que les estaría advirtiendo, un día sí y otro también, que no se equivoquen tanto.

 

Peor es la situación cuando monitorizo procesos de manera pública. Cuando mi cliente no es la figura central de los Monitoreos, y por ello me refiero a ella en tercera persona. La segunda persona del plural, mis interlocutores, son ustedes, mi audiencia. Así es, por ejemplo, que con ustedes hablo de AMLO. No me dirijo a él, ¡ni Dios que lo permita!  Así es compañeros. AMLO no es mi cliente. Pero si lo fuera, yo estaría en verdad muy preocupado. Me explico:

 

La peor crisis que ha tenido AMLO fue hace casi un año, por las protestas de las mujeres por los feminicidios. Lo advertimos varias veces, una de las cuales fue el 8-9-2020, cuando recordamos la siguiente pieza de sabiduría napoleónica: “Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo” … no empieces una guerra en la que sabes que no podrás ganar”. En aquella ocasión el mayor daño se registró en la CDMX, pero logró recuperarse.

 

El reto ahora es mayor. No se trata solo de acusaciones de violación teniendo a la vista tanto al presunto agresor como a las víctimas. Se trata de que el acusado no solo burla las leyes, sino que es premiado con la candidatura a gobernador de Guerrero, con el apoyo vergonzante (esperamos esto, al menos) del partido en el poder, Morena, y del presidente AMLO. ¡Y en tiempos electorales!

 

Que se va a aprovechar el tema para golpear a AMLO y a Morena. ¡Por supuesto que sí! ¡Cualquiera lo recomendaría! Entonces compañeros, ¡no se vayan que esto se está poniendo bueno! Pronto haremos la siguiente medición. El dato de la lógica sugiere que podrían registrarse alertas negativas para AMLO y Morena. Pero nuestro negocio es el dato a secas, y ya veremos entonces la lógica del dato.

 

Por lo pronto, recordando a nuestro querido Armando Manzanero, diremos que: Voy a apagar la luz, para pensar en Bartlett.

 

¡Hasta la próxima!

 

saba@sabaconsultores.com