Los seguidores de AMLO son personas muy bien organizadas, su discurso es muy uniforme. Durante la campaña recitaban los logros de AMLO como Jefe de Gobierno de CDMX ; ahora como gobierno, discuten aplicando el mismo esquema: “Y por qué no dijiste nada cuando…”, “es que quieres que regresen los corruptos…”, “eres conservador neoliberal…”, etc.

 

Participan de modo intenso y desinteresado. Ellos luchan por un ideal, no por puestos ni por dinero.

 

Pues bien, esta semana los fieles defensores de la 4T se enteraron, al igual que todo México, que sus correligionarios más representativos, una joven pareja de maestros universitarios, han conformado, durante los años de lucha, un patrimonio de 60 millones de pesos, y ahora nuestros queridos compañeros de la 4T enfrentan el drama de la dama que se suicidó.

 

Una gentil damita que ejerció, con entusiasmo y por más de 15 años, el noble oficio de la prostitución, y se quitó la vida cuando se enteró que…..¡las demás cobraban!